La historia detrás de una Bloody Mary

La coctelería y los hoteles van de la mano: un hotel que no cuenta con un buen servicio de mixología pierde un nicho de mercado importante. Así como hay hoteles, como el Caesars, que se pueden jactar de haber contribuido a la creación de un elemento clásico de la gastronomía con la ensalada César, el St.Regis de Nueva York puede proclamarse como el creador de una bebida universal. Este es el caso del famoso cóctel, “Bloody Mary”. Así fue su historia.

8953bfadc1864116_2016-11-14-Bloody-Marys-Kitti-Gould-Sake1

En 1934, con Estados Unidos sumergido en la Gran Depresión, el bartender Fernand Petiot era famoso en la escena neoyorquina por alegrar el día de los empresarios con sus bebidas preparadas. Un día, a Petiot se le ocurrió sazonar un común cóctel de jugo de tomate y vodka con un poco de picante. Su decisión lógica fue agregarle salsa Tabasco y finiquitar la obra con una tira de apio.

 A los comensales del St.Regis, hotel donde laboraba Petiot, les cautivó la idea. Era una bebida sumamente refrescante y con un rasposo sabor a picante que contrastaba con la suavidad del tomate. La popularidad del Bloody Mary comenzó a atraer clientes al St.Regis hasta que la receta se esparció por toda la Gran Manzana. Los dueños del hotel, al ver el potencial del producto, comenzaron a vender de forma embotellada la mezcla para hacer un Bloody Mary.

Hoy en día, el Bloody Mary pertenece al selecto grupo de cócteles universales que se pueden encontrar en restaurantes y hoteles por todo el mundo. El pequeño ingenio de un bartender hace 80 años hizo que se patentara un producto que colectivamente, vive en la mente de todos los huéspedes en el planeta.

Vacaciones con un bebé

Tener hijos recién nacidos implica un cambio radical en la vida de pareja. Noches sin dormir, tardes de atención, mañanas que empiezan más temprano. Poco a poco, las vacaciones cobran un valor aún más importante: se convierten en la escapada de la realidad para que la pareja disfrute su vida conyugal.

rose buds (1)

Para este nicho de mercado se propuso algo el famoso Rosewood Las Ventanas al Paraíso. El mítico hotel de Los Cabos comprendió que llevar a tus hijos más pequeños de vacaciones no tiene que ser un impedimento. El programa “Rose Buds” es un programa diseñado por Rosewood Hotels & Resorts para los huéspedes más jóvenes de la familia. Cuenta con servicios y amenidades especiales diseñadora para ellos. Con un menú específico, eventos especiales y actividades, Rose Buds abre las puertas a las familias con hijos pequeños.

las_gallery_hotel_6

Las Ventanas al Paraíso es uno de los hoteles más románticos de México y el mundo. Sin embargo, esa experiencia romántica también se puede adaptar a una familiar con amenidades a la mano como una cuna portátil, monitores inalámbricos en las habitaciones, servicio de seguridad para bebés, bañera para infantes, calentadores de biberones, entre muchas otras cosas. Con esto, se comprueba que las vacaciones con un recién nacido, aún son vacaciones.

Una habitación de Parque Acuático

En medio de la nada, en el Océano índico, se encuentran unas islas paradisíacas con el nombre de Las Maldivas. El clima, la sucesión de archipiélagos y la sensación tropical, son tres componentes que se pueden encontrar en el Hotel Soneva Maldivas. Predilecto por parejas en su luna de miel, Soneva ha llevado el turismo de lujo a un nuevo nivel por sus innovadoras habitaciones.

Sus instalaciones están distribuidas entre pequeñas “islas” que están interconectadas por un servicio de shuttle acuático. Cada habitación está totalmente aislada y cuentan con una alberca artificial integrada en un deck. Con todo, el factor que ha hecho del Soneva un referente mundial de la hotelería es que todas sus habitaciones cuentan con un tobogán para salir al mar. Es el detalle perfecto para unas instalaciones que se adhieren a la naturaleza propia del conjunto de islas, si quieres salir del cuarto, lo puedes hacer por medio del tobogán.

soneva waterslide (1)

Esta adición quizás justifica los precios que oscilan entre los 3,500 USD por noche. Un tobogán dentro de tu propio cuarto alguna vez fue nuestro sueño, ahora, el Soneva lo cumple con una de las experiencias más completas y relajantes que hay en el mundo del viajero.

 

Paraíso Floral en Bangkok

El ascenso de Asia como una potencia en el turismo y la hotelería ha hecho del Mandarin Oriental uno de los resorts más famosos de Bangkok. A pesar de contar con habitaciones de lujo y un servicio envidiable, el verdadero factor de diferenciación del hotel es, curiosamente, sus arreglos florales.

No hay un florista más famoso en el mundo de las amenidades hoteleras que Khun Ken. Su interés por las flores comenzó a los 10 años, pasión que lo llevó a inscribirse en la Academia de Flores de Manako para estudiar el arte del Ikenobo Ikebana, el diseño floral japonés.

MandarinOriental

No pasó mucho tiempo para que el Mandarin Oriental contratara a Ken y decidieran construir la identidad del hotel alrededor de sus diseños. Cada día, sin importar la estación, Ken acude al mercado de flores de Bangkok para realizar arreglos frescos con su equipo de trabajo, creaciones que le han dado la vuelta al mundo y se han convertido en un símbolo del hotel. Los extravagantes diseños de Ken demuestran el valor agregado del diseño y, que a veces, la decoración supera cualquier construcción creada por el hombre.